El Último Cuartel General de Napoleón, un museo para todos

Pierre Napoléon

Es 17 de junio de 1815. Cae la noche y está lloviendo. Las tropas de Napoleónestán agotadas. Sienten la presencia de las fuerzas enemigas.
El Emperador da la orden de hacer alto y sus edecanes descubren una vivienda desocupada.

Es la granja de Le Caillou. Este sitio será el Último Cuartel General de Napoleón. El museo pone de relieve los acontecimientos de esa famosa noche gracias a los testimonios y a las anécdotas sacadas de la vida civil y militar, siempre en un decorado auténtico.

El diseño escénico del museo está especialmente pensado para dar la bienvenida al público joven, incluyéndolo en una puesta en escena contemporánea y proponiéndole una lectura diferente que integra principalmente elementos lúdicos(juego de códigos, adivinanzas, itinerarios) y pedagógicos. Esto ayuda a que los niños se acerquen a este periodo de la historia y lo entiendan, sin renunciar a la diversión.

En el Último Cuartel General de Napoleón, los niños pueden tocar, manipular, jugar, preguntar, expresarse, callar, observar, poner a prueba, compartir, no entenderlo todo y… ¡DIVERTIRSE!

Accueil du jeune public
Personnes sourdes et malentendantes
Personnes sourdes et malentendantes

El Último Cuartel General de Napoleón también se ha acondicionado para acoger a las personas de movilidad reducidacon espacios adaptados ya desde la recepción y en las distintas salas ocupadas en la planta baja. En un futuro próximo, se crearán nuevas instalaciones, que incluirán especialmente un baño adaptado. Aun así, no hay que olvidar que el Último Cuartel General de Napoleón está clasificado como patrimonioque preserva la autenticidad del sitio, y esto incluye el revestimiento de la calzada hecho con grandes adoquines.

También se ha adaptado el museo a las personas sordas o con dificultades auditivas.La videoguía ofrece una versión signada (lengua de signos belga francófona) y subtitulada con los testimonios y las anécdotas de la audioguía.

El museo ofrece igualmente a las personas con deficiencia visual y a sus acompañantes una visita en un recorrido seguro y la manipulación de algunas obras. ¡Los perros guía son más que bienvenidos al museo!

Sin olvidar a los visitantes que se expresan en una lengua que no es el francés. Las audioguías presentan versiones en neerlandés, alemán, inglés y español. 

Cerrar menú